Detener el plástico a tiempo

Mar 18, 2021


                                                                                                     


La contaminación plástica en los océanos es cada vez más alarmante. Distintos estudios revelan que todas las criaturas marinas, sin importar su tamaño, en algún momento ingieren plástico o están en contacto con agua de mar contaminada por sustancias químicas producidas por la descomposición del plástico; amplificando cada vez más el problema.


Se estima que diez ríos alrededor del mundo contribuyen al 90% de los plásticos que ingresan a nuestros océanos. Es ahí donde Floating Coconet encuentra una oportunidad para cambiar la situación.
Este proyecto fue uno de los 10 finalistas del Biomimicry Global Design Challenge, proponiendo un filtro submarino capaz de capturar el plástico en los ríos, antes de que estos lleguen al océano.


El mecanismo imita la forma en que organismos como las mantarrayas y los tiburones peregrinos filtran los alimentos del agua. Diferentes filas de aletas se ajustan en un ángulo para dirigir el flujo de agua en una dirección determinada. El flujo natural del río, combinado con el ángulo de las aletas, crea una turbulencia que es aprovechada para atrapar los plásticos en el agua; pero permitiendo pasar a la fauna marina en el proceso.



Proyectos como este nos demuestran que aprender de la naturaleza es clave para poder retomar la armonía del planeta. Abramos los ojos y sigamos buscando ideas que nos permitan darle más vida a este mundo.


Fuente: Biomimicry Institute https://biomimicry.org/solution/floating-coconet/

CONOCE MÁS DE HERDEZ®