Fotosíntesis artificial

Sep 07, 2021


El 7 de septiembre de cada año se celebra el Día Internacional del Aire Limpio, y esta es una causa que nos concierne a todos los habitantes del planeta. La contaminación atmosférica es el mayor riesgo ambiental para la salud humana y su alcance es enorme debido a su propagación acelerada.

Es por eso que las innovaciones en pro del aire limpio son cada día más necesarias. Afortunadamente, un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge encontró en la naturaleza una posible respuesta para reducir este problema: la fotosíntesis.

A través de ella las plantas son capaces de transformar la energía lumínica en energía química y esta, a su vez, en nutrientes. Bajo esta misma lógica, el dispositivo desarrollado por el equipo de Cambridge convierte luz solar, agua y dióxido de carbono en un combustible de carbono neutro.

Si bien muchos proyectos anteriormente habían explorado la fotosíntesis artificial, esta tecnología destaca al no requerir catalizadores o electricidad. Además, de acuerdo a los investigadores, las láminas del dispositivo son fáciles de fabricar y tienen un coste reducido.

Este proyecto podría resolver dos problemas clave de la actualidad: reducir las emisiones de carbono y dejar de depender de combustibles fósiles; creando así energía renovable y limpia.

Luz solar, dióxido de carbono y agua. Esos son los tres ingredientes que este dispositivo transforma en ácido fórmico; un combustible almacenable que puede ser usado directamente o convertirse en hidrógeno.

Según el equipo de investigación, aún hace falta mejorar la eficiencia del dispositivo, produciendo un combustible líquido que además pueda ser fácilmente almacenado y transportado, creando un combustible solar sostenible.


CONOCE MÁS DE HERDEZ®