Reduce tu desperdicio alimentario

Feb 07, 2019

La filosofía del ZERO WASTE nos recuerda que, aunque reciclar y reutilizar son labores indispensables de una vida sustentable; el verdadero secreto está en reducir.


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el planeta se desperdician un tercio de todos los alimentos producidos. Esto significa que también se pierden aproximadamente el 30% de las tierras y 25% del agua destinadas para la agricultura.


Y aunque esta cifra considera el desperdicio global de toda la industria alimentaria: granjas, supermercados, hogares, etc. No es sólo responsabilidad de los gobiernos iniciar el cambio.


¿Cuántas veces nos hemos topado en el refrigerador con comida que hay que desechar? O simplemente descubrimos alimentos que ni siquiera recordábamos que habíamos comprado.


Pero juntos podemos empezar a trabajar en una solución, por eso te presentamos algunas ideas que podrán ayudarte a desperdiciar menos en casa… e inclusive a ahorrar algo de dinero en el proceso.


  1. HAZ INSPECCIÓN DE ALACENA


Tómate unas horas e investiga a fondo tu alacena y refrigerador. Revisa esos ingredientes que dejaste al fondo y tráelos al frente a tiempo. Si puedes utilizarlos en tu próximo platillo ¡aún mejor!


  1. COME A LA CARTA


Antes de ir al súper, arma un menú para tu semana. Considera cuántas comidas haces en casa y cuáles fuera: ¿desayunas ahí? ¿tomas café por las mañanas? ¿llevas comida al trabajo? ¿qué puedes comer de snack? ¿para cuántas personas hay que cocinar?.


Deja volar tu imaginación… siendo realista con tus tiempos, presupuestos y habilidad culinaria. Lo importante es que en tus menús consideres qué ingredientes de casa puedes aprovechar, sobretodo los que descubriste en tu inspección.


  1. ESCRIBE TU SÚPER CHECKLIST


Con el menú listo, haz una lista de compras y ¡no olvides llevarla al súper!. Esto te hará ahorrar tiempo y reducir tus compras de impulso.


Si haces bien este paso te darás cuenta que desperdiciar menos también te hace reducir gasto.


  1. ACOMODA TU DESPENSA NIVEL MASTER CHEF


Deja lo que tenga fecha de caducidad corta más a la mano y revisa diariamente tu refrigerador para darle prioridad a los alimentos próximos a vencer.


Mientras acomodas tus compras, coloca los alimentos recién comprados atrás en la alacena y mueve los más viejos hacia adelante.


  1. APROVECHA TU CONGELADOR


Será el mejor aliado para que la comida guarde sus propiedades durante más tiempo; además evitará que comas durante todo un mes el mismo recalentado navideño…

Puedes guardar tus comidas preparadas en recipientes que no permitan la entrada de aire. Escribe en ellos qué es y cuándo lo congelaste.


La regla general es congelar rápido y descongelar lento. Para descongelar puedes mover los alimentos al refrigerador y dejarlos ahí hasta descongelar.


  1. MANTÉN LA CADENA DE FRÍO


Lo que se vende congelado tiene que mantenerse así. Una vez que descongelas un producto, no puedes volver a congelarlo. Lo recomendable es consumirlo en no más de 24 horas.


Si te acomoda más, puedes cocinarlo, dejarlo enfriar a temperatura ambiente y congelarlo para conservarlo durante más días.


  1. SIRVE EL PLATO IDEAL


Sirve sólo lo que estás seguro de comer. Es mejor servir en varias ocasiones a dejar muchos restos, especialmente si tienes niños.


  1. TARDE O TEMPRANO TODO SE APROVECHA


Si quedaron algo de sobrantes de comida (no en el plato), siempre puedes aprovecharlos para crear nuevos platillos.


Por ejemplo: las verduras podrían ayudarte a preparar una sopa tipo crema, las frutas maduras un licuado, la carne puede aprovecharse en otros guisos, etc.



Recuerda que alcanzar un mundo más vivo es responsabilidad de todos. ¡Sigamos esforzándonos para que nuestras acciones se contagien a más personas!


CONOCE MÁS DE HERDEZ®